FERNANDO DOMENICO

FERNANDO DOMENICO, restaurador anticuario de segunda generación, decidió trasladar su pequeña empresa a CERCEDILLA, buscando un entorno más natural acorde con su filosofía y modo de trabajar. Este pequeño pueblo serrano, le inspira y traslada a una época que refleja calidad y el buen hacer en la madera de tiempos pasados.